Privada 29 A sur 3507 El Vergel C.P 72400

(222) 242-2814

Servicios

DR. SERGIO CAMACHO

Estos son los servicios que ofresco dentro de la rama de la urología pediátrica.

TRATAMIENTO DE:

INFECCIÓN URINARIA,
CISTITIS,
ENURESIS (niño que se moja en la cama),
DILATACIÓN DE RIÑÓN,
REFLUJO VESICOURETERAL,
ANOMALÍAS DE GENITALES MASCULINOS Y FEMENINOS,
CIRCUNCISIÓN,
HERNIAS,
TESTÍCULO OCULTO

HIPOSPADIA,
LITIASIS (piedras en vía urinaria),
LEUCORREA (flujo anormal en niñas),
TRAUMATISMO GENITAL,
DOLOR TESTICULAR,
VARICOCELE.
UTILIZO LAPAROSCOPÍA Y URETROCISTOSCOPÍA PARA ENFERMEDADES QUE AMERITEN CIRUGÍA.
VALORACIÓN DE BEBÉS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

TEMA 1. REFLUJO  VESICOURETERAL.

El reflujo vesicoureteral ocurre cuando la orina retrocede de manera anormal desde la vejiga por los uréteres y puede llegar hasta los riñones, esto puede causar infección, cicatrices e incluso insuficiencia renal.

Síntomas

La mayoría de las veces, el reflujo vesicoureteral no genera signos o síntomas obvios. Con frecuencia, se detecta por primera vez cuando un niño tiene una infección urinaria acompañada de fiebre.

Los síntomas de la infección urinaria incluyen los siguientes:

infección en la vejiga:

  • Necesidad urgente o ganas frecuentes de orinar
  • Sensación de ardor al orinar
  • Orina con sangre, turbia o con olor

infección en los riñones:

  • Dolor en la espalda o al costado
  • Fiebre y escalofríos
     

En algunos casos, el reflujo vesicoureteral se puede detectar antes de que el niño nazca mediante un ultrasonido prenatal. En ocasiones, el ultrasonido puede mostrar si un bebé tiene dilatación renal (hidronefrosis), lo que puede ser un signo de reflujo vesicoureteral. Si se diagnostica reflujo vesicoureteral, el médico clasificará la afección en grado I a V, según su gravedad, y utilizará la clasificación para decidir el mejor curso de tratamiento. El reflujo de grado I es el más leve. El reflujo de grado V es el más grave.  El reflujo vesicoureteral que se presenta con una infección urinaria se debe tratar con antibióticos inmediatamente, a fin de evitar que la infección llegue a los riñones.

En los casos de reflujo vesicoureteral primario moderado a grave, combinado con infección urinaria, el médico puede recomendar una cirugía. El tipo más común de cirugía es el reimplante ureteral, en la que un uréter o los dos se extienden aún más en la vejiga para corregir el retroceso de la orina desde la vejiga hacia los uréteres y los riñones. Generalmente, este tipo de cirugía requiere que los niños se queden algunos días en el hospital para recuperarse.

Otra cirugía, la inyección endoscópica, implica inyectar una sustancia de abultamiento especial que se coloca cerca de la válvula en la abertura del uréter, evita que la orina retroceda hacia el uréter y ayuda a lograr que la válvula se cierre de manera adecuada. Los niños se pueden ir del hospital el mismo día que se someten a este procedimiento, este procedimiento en menos invasivo.

foto1

Grados de Reflujo Vesicoureteral.

 

TEMA 2. HIPOSPADIAS.

 

Es una anomalía de nacimiento (congénita), en la cual la abertura de la uretra está ubicada en la cara inferior del pene. La uretra es el conducto que drena la orina desde la vejiga. En los hombres, la abertura de la uretra está normalmente en el extremo del pene.

Causas

Hipospadias:  se presenta hasta en 4 de cada 1,000 varones recién nacidos y la causa con frecuencia se desconoce.

Síntomas

Los síntomas dependen de la gravedad del problema.

Normalmente, los niños con esta afección tienen la abertura de la uretra cerca de la punta del pene en la cara inferior.

Las formas más serias de hipospadias se presentan cuando la abertura se encuentra en la mitad o en la base del pene. En raras ocasiones, la abertura se localiza en o por detrás del escroto.

Esta afección puede causar una curvatura hacia abajo del pene durante una erección. Las erecciones son comunes en los bebés varones.

Otros síntomas incluyen:

  • Rociado anormal de la orina
  • Tener que sentarse para orinar
  • El prepucio hace que el pene luzca como si tuviera "capucha"

Pruebas y exámenes

Este problema casi siempre se diagnostica pronto después de nacer durante un examen físico.

Tratamiento

Los bebés con hipospadias no deben ser circuncidados. El prepucio debe conservarse para utilizarlo en una reparación quirúrgica posterior.

En la mayoría de los casos, la cirugía se hace antes de que el niño comience su vida escolar. En la actualidad, la mayoría de los urólogos recomienda la reparación antes de que el niño cumpla 12 meses de edad. La cirugía se puede hacer desde los cuatro meses. Durante la cirugía, se endereza el pene y se corrige la abertura mediante injertos de tejido del prepucio. La reparación puede requerir algunas cirugías o en un solo tiempo, depende de la severidad.

Expectativas (pronóstico)

Los resultados después de la cirugía casi siempre son buenos. En algunos casos, se necesita más cirugía para corregir fístulas o la reaparición de la curvatura anormal del pene.

La mayoría de los hombres puede tener actividad sexual normal como adultos.

Cuándo contactar a un URÓLOGO PEDIATRA?

  • Una curvatura del pene durante una erección.
  • La abertura uretral que no está localizada en la punta del pene.

 

foto2